Octubre 16, 2021

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

Nos subvaloran

Agosto 24, 2021

Su mayor error. Sabían que el colectivo humano estaba alcanzando una vibración muy elevada. Pero no eran conscientes de la cantidad de almas despiertas. Se dieron cuenta del error de evaluación. Y se asustaron. Ahora ya no se esconden. Ahora tienen prisa por lanzar oficialmente un "nuevo orden mundial". Ahora sus ataques son directos y frontales. Y los ataques aumentarán. Tratarán por todos los medios que la gente no despierte. Buscarán por todos los medios que los "despiertos" no se puedan comunicar para no despertar a los demás. Buscarán por todos los medios que los despertados sean visto como locos o delincuentes. Lo que hagan, no importa. El salto cuántico ya se ha producido. Es imparable. La humanidad ya contempla plantas y animales como almas que los animan. La humanidad ya respeta a la madre tierra. La humanidad ya entiende que no hay separación. Las almas que ahora se encarnan ya llegan como maestros. No más a experimentar. Solo se encarnan para enseñar a amar.

Podríamos ser testigos del cambio total o no. La transición podría durar una semana o 300 años. Pero es imparable. Pase lo que pase durante la transición, recuerden una cosa: ustedes fueron los que se ofrecieron. Para estar aquí y ahora. Pase lo que pase. Lo que sea que vean. Ustedes son los motores del cambio. Solo se les pide una cosa. Solo una.

No sean "comida". Es lo único que deben hacer. Una cosa sencilla. No sean comida. El ser humano es uno de los generadores más poderosos que existen. Somos vórtices. Dependiendo de la polaridad hacia la que te alinees, creas altas o bajas frecuencias. Estas entidades oscuras se alimentan de bajas frecuencias, las hemos alimentado durante milenios. El despertar de la humanidad inclinó el vórtice colectivo hacia las altas frecuencias. Por eso ellos están atacando con tal salvajismo. Se están muriendo de hambre.

Conéctate con tu alma. Y observados.

Si tu alma resuena a estas palabras, no des más un segundo de tu existencia para ser alimento. Elimina las bajas pasiones de tu vida. Odio, rencor, envidia, miedo, vicios, alimentos basura, mentiras, ambición. Egoísmo, tristeza, desconfianza. Todo esto genera energía densa. Comida para los oscuros. Sé consciente de tus emociones. Escúchame. De ti.

Y si en alguna ocasión te sientes en cualquiera de estas bajas vibraciones, cambia ipso facto tu energía. Pon una música que te eleve. Canta. Baila. Respira. Enciende un incienso. Abraza a tus gatos. Abraza a un amigo. Abraza a tu perro. Abraza a tu mamá. Abraza a tu familia animal. Sal a pasear por la naturaleza. Medita. Haz ejercicio. Haz lo que sea necesario. Pero cambia esa energía inmediatamente. Porque estás sirviendo de comida.
Siempre sé consciente. Y lo único que se te pide es no alimentar las hordas oscuras. Alimenta tu alma con todo aquello que te ayude a levantarte. Si te acostumbras a vivir en la frecuencia del amor, tu realidad cambiará a tu voluntad sin esfuerzo. Eres un ser poderoso Eres imparable. No temas a nada. Libera tu mente de la "matrix". Enfoca tu atención en lo que deseas. Pero sobre todo, disfruta, sé feliz, sonríe, canta, baila. Ama. Estamos vivos amando el todo. Y tú eres parte de esto. Con las estrellas y el sol. Y a todos las galaxias del universo. Tú eres amor.

[Alejandro Jodorowski, "Nos subestiman", mensaje lanzado a la red]

Desde una Francia inflamada de dignidad y anti-totalitarias, el Dr. Fouché reanimador-anestesista y fundador de la plataforma REINFOCOVID escribe este INSPIRADOR Y REVELADOR texto

"En primer lugar, me quito el sombrero ante todos aquellos que han conseguido convertir el Coronavirus en una "crisis sanitaria mundial", en una "pandemia mundial".
Gracias a los medios de comunicación alarmistas y portavoces del miedo, gracias a los políticos dictatoriales, gracias a los científicos corruptos o dogmáticos.

Con este artículo queremos expresarles nuestro agradecimiento. 
Gratitud que viene de la palabra "gracia". 
Sí, hemos sido tocados por la gracia, gracias a ti.

Esta crisis es una revelación, un desvelamiento, un apocalipsis.
Y después del apocalipsis viene otro mundo. 
Nunca volveremos al mundo de antes, a pesar de los que todavía se aferran a él.

Durante varios años, hemos sentido que muchas cosas estaban "mal" en la humanidad. 
Atrapados en nuestra vida cotidiana con el sentimiento confuso de que "algo" está mal, vagamos sin entender realmente, dudando de todo y aferrándonos a este mundo defectuoso para evitar el dolor de desprendernos de él.
Afortunadamente, el virus y su burlesca narrativa invadieron la superficie del globo, arrancando nuestras nuestro velo, dejándonos contemplar el desastre.

En primer lugar, intentamos comprender.
Puedo decir que nunca hemos trabajado más duro.
Y puede que te haga daño pero... ¡TODXS SOMOS VOLUNTARIOS! 
Hemos estudiado todos los artículos científicos, toda la información, leyes, decretos, ordenanzas, etc... 
Hemos leído toda la información, tanto de los principales medios de comunicación como de los "teóricos de la conspiración".
Aprendimos a dominar Internet, las redes sociales, la comunicación, el diseño gráfico, la comunicación no violenta...
Hemos escrito, filmado, publicado, coordinado, dibujado, cantado, bailado, creado obras de arte. 

Nos levantamos al amanecer y nos acostamos cuando se nos cierran los ojos.

Querían empobrecernos, pero nos han enriquecido: nuestros conocimientos son mayores, hemos descubierto nuevos talentos.
Hemos superado nuestros límites: más que nunca estamos llenos de esperanza, valor, coraje y alegría.
Nos querían muertos pero nos sentimos más vivos y radiantes que nunca.
¡Querían que nos des esperáramos!

Hemos podido identificar lo que no queremos.
No queremos vivir disfrazados.
No queremos vivir en la desconfianza de los demás.
No queremos vivir con la hipotética culpa de "dar la muerte" a nuestros seres queridos al transmitirles un virus.
No queremos vivir vacunados a la fuerza cada mes de todos los virus que hay o los que vendrán.
No queremos un pasaporte sanitario, reconocimiento facial, no queremos vivir en un archivo.
No queremos ser encarcelados en nuestros hogares.
Querías separarnos. "Atención: distanciamiento social: 1m, luego 1m50, luego 2m. con las nuevas variantes"... 
Nos han UNIDO.
Querían asustarnos, pero salimos de la cueva. 
Juega solo con tus sombras.
Querían atontarnos frente al televisor, lo apagamos y mañana tiraremos todos tus bienes de consumo con obsolescencia programada.
¿Quería imponernos un pasaporte sanitario, para vigilarnos, para reconocernos por la cara, para ponernos un chip tal vez? 
Tenemos hambre de libertad.
¿Querían vendernos medicamentos caros de dudosa eficacia y dudosa seguridad? Caminamos por otros senderos en la salud.
¿Quieren imponernos su visión del mundo, una visión de mercado basada en la deuda eterna, y la desposesión total, incluso de nuestras propias vidas?

Estamos poniendo las primeras piedras de otro mundo apasionante basado en la GRATITUD, la UNIÓN, la ALEGRÍA y la presencia de TODXS los demás.

Así que un enorme agradecimiento a vosotros por todos estos beneficios.

Texto: Dr. Louis Fouché
@abrelosojos2021

Con el tiempo, solemos descubrir que el mejor estado de la vida no es estar enamorados, sino estar tranquilos. Solo cuando una persona logra hallar ese equilibrio interior donde nada sobra y nada falta, es cuando se siente más plena que nunca. El amor puede aparecer entonces si así lo quiere, aunque no es una necesidad obligada.
Resulta curioso como la mayoría de las personas seguimos teniendo como principal objetivo hallar a nuestra pareja perfecta. Cada vez disponemos de más aplicaciones en nuestros dispositivos móviles para facilitarnos esas búsquedas. Tampoco faltan los clásicos programas de televisión en horario de máxima audiencia orientados para el mismo fin. Buscamos y buscamos en este vasto océano sin haber hecho antes un viaje imprescindible: el del autoconocimiento.

“Nunca se puede obtener la paz en el mundo externo hasta que hagamos la paz con nosotros mismos”
-Dalai Lama-

El hecho de no haber realizado esta necesitada peregrinación por nuestro interior ahondando en vacíos y necesidades, hace que a veces acabemos eligiendo compañeros de viaje poco acertados. Relaciones efímeras que quedan inscritas en la soledad de nuestras almohadas, tan llenas ya de sueños rotos y lágrimas sofocadas. Tanto es así que son muchas las personas que pasan gran parte de su ciclo vital saltando de piedra en piedra, de corazón en corazón, almacenando decepciones, amarguras y tristes desencantos.
En medio de este escenario, tal y como dijo Graham Greene en su novela “El final del romance” solo tenemos dos opciones: mirar hacia atrás o mirar hacia delante. Si lo hacemos de la mano de la experiencia y la sabiduría tomaremos el camino correcto: el del interior. Ahí donde poner en orden el laberinto de nuestras emociones para encontrar el preciado equilibrio.

 

El mejor estado de la vida es estar tranquilos
La tranquilidad no es ni mucho menos ausencia de emociones. Tampoco implica renuncia alguna al amor o a esa pasión que nos dignifica, esa que nos da alas y también raíces. La persona tranquila no evita ninguna de estas dimensiones, pero las ve desde esa perspectiva donde uno sabe muy bien dónde están los límites, dónde esa templanza que como un faro en la noche alumbra nuestra paz interior.

– ¡Qué bella es la tranquilidad!-
-Periandro de Corinto-


Vivimos en una cultura de masas donde se nos insta a buscar pareja como si de este modo pudiéramos alcanzár por fin la ansiada autorrealización. Frases como “cuando tenga novia asentará la cabeza” o “todas tus penas se aliviarán cuando encuentres a tu hombre ideal”, no hacen más que anular de forma constante nuestra identidad para erigir una idealización absolutista y errónea del amor.
El mejor estado del ser humano no es pues amar hasta quedar anulado. No es darlo todo hasta que nuestros derechos vitales queden difuminados solo por ese miedo insondable a estar solos. El mejor estado es estar tranquilos, con una adecuada armonía interior donde no quede espacio para los vacíos, para los apegos desesperados o las idealizaciones imposibles.
Porque el amor, por mucho que nos digan, no siempre lo justifica todo. No si implica abandonarnos a nosotros mismos.

Cómo hallar la tranquilidad interior
Antoine de Saint-Exupéry dijo una vez que el campo de la conciencia es limitado: solo acepta un problema a la vez. Esta frase encierra una realidad evidente. Las personas acumulamos en nuestra mente un sinfín de problemas, objetivos, necesidades y anhelos. Lo curioso de todo ello es que hay quien llega a creer que el amor lo soluciona todo, que es ese bálsamo multipropósito que todo lo resuelve, que todo lo ordena.

“En los lugares tranquilos, la razón abunda”
-Adlai E. Stevenson-

Sin embargo, antes de lanzarnos al vacío esperando tener suerte en el amor, lo más adecuado es ir poco a poco. Lo primero será hallar esa calma, esa tranquilidad interior donde reorganizar nuestros puzzles personales para adquirir fuerza y templanza. Reflexionemos ahora en una serie de dimensiones que nos pueden ayudar a lograrlo.

Claves para hallar el equilibrio interno
Lo creamos o no, a lo largo de nuestro ciclo vital siempre va a llegar este momento. Ese instante en que nos digamos a nosotros mismos  “deseo calma, quiero encontrar mi equilibrio interior” para estar tranquilos. Es un modo excepcional de favorecer nuestro crecimiento personal y para lograrlo, nada mejor que promover estos cambios.

  • Lo primero que haremos es aprender a discriminar qué relaciones de las que contamos en este presente, no nos son satisfactorias. Nadie podrá hallar esa ansiada tranquilidad si cuenta con un vínculo dañino entre esos lazos familiares, de amistad o de trabajo.
  • El segundo paso es tomar una decisión esencial: dejar de ser víctimas. En cierto modo, todos lo somos en algún aspecto: víctimas de esos lazos dañinos antes referenciados, víctimas de nuestras inseguridades, de nuestras obsesiones o limitaciones. Hemos de ser capaces de reprogramar actitudes para alimentar el coraje suficiente como para derribar todas estas alambradas.
  • Una vez conseguidos los dos pasos anteriores, es necesario llegar a un tercer y maravilloso escalón. Debemos tener un propósito, una determinación clara y definida: ser felices. Hemos de cultivar esa felicidad sencilla en la que uno, por fín, se siente bien por como es, por lo que tiene y por lo que ha logrado. Esa complacencia nutrida por las raíces del amor propio nos aportará sin duda un gran equilibrio.
    Las personas en cuyo corazón respira el equilibrio y en cuya mente habita la tranquilidad, no ven el amor como una necesidad o como un anhelo desesperado. El amor no es algo que llega para rescatarlas, porque la persona tranquila ya no necesita ser salvada. El amor es un tesoro precioso que uno encuentra y que decide, por propia libertad y voluntad, cuidarlo como la dimensión más hermosa del ser humano.

“En la superficie de la Tierra, exactamente ahora, hay pandemias, guerras y violencia y todo parece negro.

Pero, simultáneamente, algo silencioso, calmo y oculto está aconteciendo y ciertas personas están siendo llamadas por una Luz más elevada.

Todo lo que existe tiene dos polos en relación a su opuesto.

Llamamos Amor y Odio como cosas diferentes y opuestas entre sí. Pero en esencia las cosas no son ni buenas ni malas, ni mejores ni peores, lo importante es realizar que lo que lo valoramos son LAS CONSECUENCIAS.

Página 1 de 11